Las relaciones de la medicina legal con la arquitectura no han sido muy naturales, consecuencia de la tendencia en la cultura occidental a huir del sufrimiento. La arquitectura, desafortunadamente, no dispone de fórmulas para evitarlo. Nuestro reto es contribuir, al menos, a aliviarlo con arquitecturas dialogantes y cercanas a la persona.

Antes de iniciar el proyecto pensamos en bosques nórdicos, lugares para la reflexión y la esperanza. Los primeros croquis trataban de encontrar algo de esto, mirando hacia la Alhambra y hacia Sierra Nevada. Nuestro edificio compacto al tiempo que liviano y transparente quiere evocar los secaderos de tabaco de la Vega de Granada. Su luminosidad interior lo rescatará de la imagen críptica asociada a programas de este tipo. El patio interior se cubre con una superficie vidriada que en su perfil bosqueja la montaña a la que se enfrenta. La luz se filtra por una escultura cenital que reconstruye una ciudad ficticia, down town de ensueño, obtenida del diagrama del ruido de fondo del universo encargado por el SETI cuya misión trata el origen, naturaleza y existencia de vida en el universo.