Para este proyecto se toman como referencias las propuestas de viviendas en galería del edificio Bergpolder en Róterdam, 1934, de Van Tijen, Brinkman y Van der Vlugt, el edificio Girasol de J. A. Coderch en Madrid, 1966, y la idea de calle elevada de A. y P. Smithson para el Golden Lane en Londres, 1952, y aplicada en el Robin Hood Garden 20 años después en la misma ciudad.

El solar lineal permitía experimentar con un bloque en doble crujía y vivienda en galería como calle elevada con carácter de mirador y lugar de encuentro. Así se reducían núcleos de comunicación vertical. Para resolver los conflictos de intimidad derivados se deprime el nivel del corredor con respecto a las viviendas y se introduce un patio entre vivienda y galería. Además se reducen los espacios de circulación eliminando la escalera interior. Se recupera la idea de gran espacio común de estancia que, además, resuelve los pasos matizados a las piezas.

Las viviendas en planta baja, se elevan del suelo para aumentar su intimidad. A las viviendas en cuarta planta, se reservan las terrazas que son las cubiertas de las plantas inferiores.